Residencia La Merced
Septiembre de 2012 – Salamanca
SUPERFICIE CONSTRUIDA:  4.570 m2

En este proyecto se plantea la construcción de una residencia geriátrica en cuatro plantas sobre rasante y un sótano.

La residencia cuenta con 4.095 m2 dedicados a este uso especializado en la gente mayor sean o no autónomos.

En planta baja se ubica la administración-dirección y las zonas destinadas a comedor, estar y actividades, todas ellas con amueblamiento adaptado a las personas mayores. Se propone también una capilla en el extremo este, y su presencia trasciende a la composición de este paño.

Todos los espacios comunes reciben luz natural. Los orientados a norte miran a un patio exterior controlado. Al sur se proyectan zonas porticadas donde poder estar y relacionarse disfrutando del aire libre, pero protegidos del clima extremo en invierno y verano.

Las plantas primera, segunda y tercera se destinan a habitaciones. Como punto de partida se distribuyen 25 habitaciones y una sala de estar por planta. En una de las plantas, el espacio ocupado por 4 habitaciones dobles se destina al sector de servicios sanitarios, para dar cabida a una sala con 4 camas, dos habitaciones individuales y despachos médico y asistencial.

En total la residencia cuenta con 60 habitaciones dobles y 12 habitaciones individuales. Tanto en las plantas de las habitaciones como en la planta baja todo gira en torno a un espacio central donde se ordenan los servicios a disposición del residente (atención, enfermería, aseos,…).

La planta sótano cuenta con aparcamiento, una zona de rehabilitación con piscina y los servicios necesarios para el correcto funcionamiento del conjunto.

El edificio sigue la tradición salmantina de utilizar en su exterior la piedra de Villamayor. Su empleo en la residencia es coherente con la arquitectura contemporánea, pero comparte la textura y color con la pátina de los edificios colindantes.