Cooperativa de vivienda libre Pradosierra
Abril de 2009 – Tres Cantos – Madrid
SUPERFICIE CONSTRUIDA: 14.800 m2

Por encargo del Promotor, en nombre propio y en calidad de propietario, se redacta el presente Proyecto de dos Edificios de 41 y 34 viviendas respectivamente, desarrollados en planta baja, primera, segunda, tercera, cuarta y quinta con dos plantas de garaje. Las plantas de sótano están destinadas a garaje y trasteros. Se proyectan, conforme a la Normativa de ordenación, locales comerciales en planta baja. Las obras proyectadas son de promoción privada en régimen de cooperativa.

Además de las características físicas del terreno, no existen otros condicionantes de partida en el diseño del edificio que las propias consideraciones funcionales de un programa de edificio residencial, a petición de la propiedad.

Son requisitos básicos la funcionalidad, seguridad y habitabilidad. Se establecen estos requisitos con el fin de garantizar la seguridad de las personas, el bienestar de la sociedad y la protección del medio ambiente, debiendo los edificios proyectarse, construirse, mantenerse y conservarse de tal forma que se satisfagan estos requisitos básicos.

Se trata de una intervención a manzana completa para la realización de un conjunto residencial compuesto por dos edificios de viviendas en bloque abierto de seis plantas de altura. En el bloque sur se realizan locales comerciales exentos, retranqueados 3 metros de la alineación de la avenida de España. La zona interior ajardinada se destina  a zonas comunes y piscina. Cada uno de los edificios tiene dos plantas destinadas a garaje y trasteros. Las instalaciones se centralizan en un edificio exento en la parcela detrás de la zona de acceso y conserjería.

Los edificios proyectados se sitúan en un entorno urbano en fase de consolidación, aislado, sin que ninguna de sus fachadas esté en contacto con propiedades colindantes.

Es fundamental la disposición volumétrica de los bloques, permitiendo las mejores condiciones de asoleamiento y de vistas desde las terrazas.

Una serena horizontalidad arquitectónica y una intensa reflexión en términos medioambientales y de sostenibilidad, certifican la brillantez de este conjunto de viviendas.